Evolución del turismo en cadiz

El estilo de viajar cambió con el tiempo y frente a este turismo relativamente sedentario, nació el turismo itinerante que atraía a todas las clases sociales, moviendo masas de viajeros cada vez mayores. Se produjo una democratización del turismo, caracterizada por permanencias menores en un mismo lugar y menores gastos por persona y día. El   turismo masivo   pasa rápidamente por los lugares históricos o artísticos para quedarse más tiempo en las playas, estaciones de montaña y otros lugares de diversión. Las propias autoridades públicas se ocupan de impulsar el turismo entre los obreros y las clases de menor poder adquisitivo, naciendo así el llamado turismo social, gracias al cual todos pueden participar de los efectos beneficiosos que hoy se le atribuyen.

En los años anteriores a la Guerra Civil en España /1936-1939/ empezó a manifestarse un creciente flujo de turistas, tanto nacionales como extranjeros. Pero las guerras casi hicieron desaparecer esta corriente y España quedó atrasada en el sector del turismo con respecto a otros países europeos. Luego vinieron los años de recuperación. Los españoles paulatinamente reanudaron los viajes vacacionales.

Sin embargo, para el turismo internacional existían grandes dificultades. Muchos países no tenían relaciones diplomáticas y consulares con España y era difícil sacar un pasaporte o un visado. En la década de los años cincuenta el mundo empezó a decidirse por España. Encontraba buenos precios, sol, alimentos y habitaciones baratas. La primera gran oleada turística se debió principalmente al turismo extranjero. Esta gran afluencia ha ido colocando al país en uno de los primeros puestos mundiales en este importante sector. Actualmente las zonas con mayor densidad de turismo son las playas mediterráneas y las islas Canarias y Baleares.

El mercado turístico español actualmente es uno de los más activos del mundo. Hablando del mercado turístico español, no debemos olvidar la enorme cantidad de turistas españoles que en determinadas épocas del año invaden los principales destinos de todo el mundo, convirtiéndose en un cliente colectivo bien deseado y bienvenido dondequiera. Esta es una razón por la cual el personal turístico en todo el mundo debe estar preparado y suficientemente adiestrado para atender a los turistas españoles en su lengua materna.

Efectos sociales y políticos del turismo

El turismo fomenta el conocimiento mutuo de los pueblos y regiones, proporcionando diversión y ocasión para adquirir nuevos conocimientos. Su función educadora e informativa permite crear un mejor entendimiento entre todos los que mediante él se conocen directamente. Por lo tanto, es un importante instrumento unificador, un instrumento de paz e integración entre los pueblos.

El turismo requiere para su desarrollo una estable seguridad social y política. La mayoría de las personas no emprenden un viaje turístico a países amenazados por conflictos internos o internacionales, ni tampoco cuando el propio país está sumergido en tales conflictos. Sólo la convivencia y comprensión entre los pueblos permite el amplio desarrollo del turismo. II.

Economía y turismo En nuestra época post-industrial la gente dispone de una mayor cantidad de recursos financieros y de un tiempo libre cada vez mayor. Los rápidos transportes del siglo XXI facilitan el desplazamiento de un lugar a otro, aumentan la rapidez y la comodidad. El enorme flujo de información que recibe el hombre moderno despierta su curiosidad por conocer otros países y otras culturas. La globalización de los procesos económicos, en definitiva, se traduce en una concepción más global del mundo, donde las fronteras ya no son un obstáculo para el que quiere conocer otras realidades.

El turismo es un fenómeno social irreversible que genera una serie de consecuencias fundamentalmente económicas: tiene un efecto beneficioso sobre la balanza comercial de los países que reciben viajeros del exterior e, internamente, distribuye el ingreso, ya que el dinero ganado en una zona se gasta en otra, mejorando las condiciones de vida de las comunidades locales

Deja un comentario