Famosos en Cadiz

Las excentricidades de las ‘celebrities’ en sus viajes roza lo increíble. Por ello, la web ‘Concierge.com’ ha decidido elaborar una lista de los peores huéspedes de hotel, en la que no faltan ejemplos de quienes habitualmente dan polémica en todos los sitios por los que pasan. Así, Michael Jackson encabeza el ‘ranking’ por méritos propios.

La web señala, en una información recogida por otr/press, que Jackson tuvo un comportamiento irresponsable al balancear a su hijo Prince Michael II en el balcón de un hotel de Berlín en 2002. Además, el cantante obligó a los ‘World Music Awards’ a reservar prácticamente todo el hotel Hempel de Londres en 2006, cuando también pidió a los empleados que creasen una pared de más de cinco metros para proteger su intimidad; y en 2007 pidió dulces, un espejo grande, y un xilofón gigante para su estancia en otro establecimiento de la capital británica.

Amy Winehouse

La cantante Amy Winehouse también tiene el dudoso honor de figurar en esta lista, entre otros aspectos por los destrozos causados en una habitación del Riverbank Plaza de Londres, el pasado febrero.

Otras anécdotas también aluden a los olores de droga salidos de sus habitaciones, aparecer ensangrentada junto a su marido a las puertas de un hotel o la ocasión en la que se le ocurrió, en pleno enfado, arrojar un plato de pasta contra la puerta de otro edificio.

Salvador Dalí

El portal recuerda los excesos de Dalí, particularmente de los últimos años de su vida, en los que demostró especial predilección por los animales, particularmente por los ocelotes. Estos felinos salvajes dejaban la habitación arañada, pero el pintor llegó a pedir meter en las habitaciones animales tan dispares como un caballo, un rebaño de ovejas o moscas traídas especialmente de las Tullerías, en París. Eso sí, en ese caso prometía pagar por insecto.

Nicole Kidman

En cierta medida sorprende que una actriz como Nicole Kidman, con esos rasgos tan angelicales, forme parte de esta lista con los peores huéspedes de los hoteles.

De la intérprete de ‘Moulin Rouge’ el portal virtual recuerda sus manías de llevar centenares de juegos de sábanas o sus propios ayudantes. En 2006, llegó a pedir en el londinense hotel Dorchester que remplazasen todas las bombillas de su habitación, de 60 watios, por otras de sólo 40.

Russell Crowe

El ganador de un Oscar no es conocido precisamente por su paciencia y dulzura, pero en verano de 2005 su temperamento llegó a límetes insospechados. En el hotel Mercer de Nueva York , Crowe se enfureció cuando no pudo comunicarse bien en una conferencia a Australia con su mujer, así que su reacción fue cortar el cable del teléfono de su habitación y selanzarselo al conserje, de 28 años, al que tuvieron que dar puntos.

Crowe, que ha dicho que utiliza el yoga y otras técnicas de relajación para calmar su furia, tuvo un pleito con el agredido al que tuvo que indemnizar con 11 millones de dólares.

Axel Rose

Recientemente (en el año 2006) fue arrestado en Stockholm, después de romper un espejo, cuando iba borracho en el hotel Berns, tras mantener una discusión con una mujer en su habitación. Por si esto fuera poco, mordió en la pierna izquierda a una guarda de seguridad que trató de interrumpir la pelea. Todo a las 8 de la mañana…, así que como reza una de sus canciones: ‘Welcome to the jungle’.

Johnny Depp

Aunque parece ser que el actor Johnny Depp está más “domesticado”, en 1994 se lo llevaron esposado tras un incidente en el hotel Mark.

Depp estaba en la ‘suite’ principal del hotel con su, por entonces novia, la modelo Kate Moss, cuando él “tuvo un mal día”, tal y como relató en la revista ‘Playboy’ más tarde. En un ataque de furia rompió cristales y muebles por toda la habitación. El actor accedió a pagar 9,767 dólares por los daños ocasionados.

 

Deja un comentario